Adult Stories Forum

Go Back   Adult Stories Forum Historias de sexo en español Anal

Reply
 
LinkBack Thread Tools Search this Thread Display Modes
DurumOffline
No Avatar
Uyarý:
Profil detaylarýný görmek için üye giriþi yapmalýsýnýz

Üyeliðiniz bulunmuyorsa Kayýt ol linkine týklayarak kayýt olabilirsiniz.

Una hýstorýa sobre mal sexo

 
Post #1


UNA HISTORIA SOBRE MAL SEXOSu supone que mi generación sabe muchísimo de sexo desde muy joven, y posiblemente sea cierto que teníamos muchos conocimientos teóricos cuando estábamos en el instituto, pero la verdad es que en la práctica éramos unos completos ignorantes. Esto conducía a situaciones como la que yo viví, en la que te llevas años teniendo relaciones con tu chico sin conseguir un solo orgasmo y, lo que es peor, sin ser consciente de que eso puede arreglarse fácilmente.Mi primer novio fue Pepe, un chico con el que estuve saliendo dos años y medio, prácticamente hasta que empecé la universidad. Debo advertir que no rompimos por nada relacionado con el sexo, simplemente porque estábamos en una edad de cambios, de tal modo que un día nos dimos cuenta de que estábamos en extremos opuestos. No obstante, tengo la sensación de que si hubiésemos tenido mejor comunicación la relación podría haber continuado y, de paso, nuestra vida sexual podría haber sido muy distinta.Pepe era un chico estupendo, y creo que aún lo sigue siendo. Es cariñoso, es simpático y tremendamente leal. Cuando empezamos a salir, él ya había tenido al menos una relación previa, por lo que era el ?experto? en sexo. Yo tenía un montón de teoría en la cabeza, pero lo cierto es que nunca había llegado más allá de darme besos y algunas caricias por encima de la ropa con algún chico. Además, Pepe tenía una gran actitud de seguridad ante el sexo, como si supiera en todo momento lo que estaba haciendo. Y a pesar de todo ello, yo no conseguía un orgasmo. No digo que cuando nos acostábamos lo pasase mal, porque no era un rato desagradable, pero cuando veía cómo él acababa debo reconocer que me sentía un poco rara, como si me faltase algo. Durante mucho tiempo, pensé que yo era frígida. Sé que es ridículo, porque en la cama me excitaba muchísimo, pero presuponía que había algún tipo de problema que me impedía disfrutar. A fin de cuentas, muchos de mis amigos me comentaban que sus novias no tenían orgasmos, y aunque en las películas porno podías encontrarte orgasmos femeninos por todos lados, yo ya tenía edad suficiente para saber que aquello no podía ser utilizado como una fuente de información demasiado fiel.El problema de Pepe, no obstante, era el que tenéis muchos chicos con vuestras primeras parejas (y algunos con todas sus parejas): escaso conocimiento del cuerpo femenino. Él estaba acostumbrado a excitarse rápido y tener ganas de sexo, disfrutar más cuanto mayor velocidad alcanzaba, correrse y GAME OVER. El primer problema es que en el caso de las mujeres tenemos que estar bien lubricadas, y para eso es importante jugar y tocar antes de penetrar, o de lo contrario, incluso aunque la penetración no nos duela, nos va a hacer sentir incómodas y obviamente nos va a dificultar el orgasmo. Otro problema es que nosotras solemos tardar más en alcanzar el orgasmo, por lo que alcanzar velocidad de hiperespacio puede hacer que el chico llegue a su destino demasiado pronto, incluso cuando nosotras aún no hemos salido de órbita. Comenzar practicando a la chica algo de sexo oral, variar el ritmo del acto sexual e incluso ayudarla a acabar con un poco de masturbación suave son maneras seguras de conseguir que tu chica se sienta mucho más cómoda y satisfecha en la cama. El error que tuvimos fue no afrontar el tema del sexo. Cada hombre y cada mujer es diferente, por lo que no tienen por qué gustarle las mismas cosas que a otra persona. A lo mejor Pepe había tenido grandes resultados con su pareja anterior, no lo sé, pero yo sentía que el sexo era una cosa que yo hacía más porque le quería que porque lo disfrutara. Si hubiésemos hablado sobre el tema, sobre qué me gustaba y cómo me gustaba, estoy segura de que habríamos mejorado y, además, habríamos obtenido mayor confianza como pareja. Pero él no estaba muy abierto al tema, y yo misma tampoco estaba segura de que no fuese cosa mía.Pero entonces pasó algo inesperado: descubrí el porno amateur. Fue hablando con mis amigos durante una partida de rol. Me contaron que habían encontrado una página web en la que todos los vídeos eran de parejas reales, y aunque eran tremendamente pobres en medios, resultaban mucho más realistas. Al escucharlo, rápidamente me planteé: ?¿Tendrán orgasmos esas chicas??. Y sí, muchas tenían orgasmos. Y yo quería uno, desesperadamente.En ese momento es cuando empecé a experimentar con mi propio cuerpo. Anteriormente me había tocado alguna vez, pero había sentido una mezcla de rubor y calor que me habían hecho parar. También hay que tener en cuenta que no sabía muy bien qué hacer, pues había sentado todos mis esfuerzos en el clítoris y la vagina. Pero ahora, al ver aquellos vídeos, empecé a estimular diferentes partes de mi cuerpo: a acariciar mis pechos y mis pezones, mi vientre, mis piernas... sin siquiera empezar a masturbarme, me sentía mucho más caliente de lo que jamás había estado con Pepe. Al principio me costó, pero finalmente, tras intentarlo a lo largo de varios días, conseguí tener mi primer orgasmo. ¡Aquello era otra cosa!Como nuestra comunicación sexual no era muy buena, esto no sirvió para solucionar el auténtico problema. Una vez me intenté masturbar mientras él me penetraba, pero se enfadó un poco porque sentía que yo no estaba prestándole atención, de tal modo que mi rutina sexual pasó a excitarme estando con él y luego, generalmente a solas mientras él se duchaba, masturbarme y terminar lo que él había empezado. Aquello no me parecía raro, al contrario, me resultaba una solución magnífica para que tanto él como yo disfrutáramos.Al entrar en la universidad, como ya os he dicho, nuestra relación acabó. No recuerdo haber pensado en ningún momento que el sexo era malo y que por ello iba a dejarlo, aunque sí pensaba que no teníamos toda la comunicación que necesitábamos. Y entonces, algún tiempo después, me acosté con un chico de mi clase, ¡y qué cambio! No es que fuera más guapo, más fuerte o más experto, simplemente que me iba preguntando cómo iba, si estaba cómoda, si quería que fuera más rápido o más despacio. Ese día me di cuenta de que, aunque creía saber mucho sobre sexo, realmente no sabía nada. ¡Era hora de recibir lecciones prácticas!
11-07-2022, at 12:59 PM
Alýntý
Reply

Thread Tools Search this Thread
Search this Thread:

Advanced Search
Display Modes



Powered by vBulletin® Version 3.8.11
Copyright ©2000 - 2024, vBulletin Solutions Inc.
gaziantep escort bayan gaziantep escort seks hikayeleri gaziantep escort seks filmi izle ... bursa escort bursa escort bursa escort ... etimesgut escort izmir escort izmir escort izmir escort etimesgut escort keçiören escort çankaya escort sincan escort Ankara escort bayan Escort ankara Escort ankara Escort eryaman Keçiören escort Escort ankara Sincan escort bayan Çankaya escort bayan fethiye escort Anadolu Yakasý Escort Kartal escort Kurtköy escort Maltepe escort Pendik escort Kartal escort sincan escort dikmen escort Escort bayan Escort bayan bahisu.com girisbahis.com numberoneescorts.com Escort escort escort escort travestileri travestileri manavgat escort þisli escort tuzla escort pendik escort maltepe escort kartal escort buca escort marmaris escort adapazarý escort beylikdüzü escort altyazýlý porno þiþli escort mecidiyeköy escort beþiktaþ escort escort istanbul ataköy escort bursa escort bursa escort bursa escort bursa escort bursa escort